Según los datos recabados en el estudio SERES de Implantación de la factura electrónica en España, la utilización de la e-factura aumentó un 32% en el año 2017. Con este aumento, la cantidad de facturas electrónicas llegó a 156,65 millones el año anterior.  De la totalidad de estos documentos, las operaciones entre empresas y particulares creció algo más de un 11%. Por otro lado, las operaciones entre empresas crecieron más de un 25%.

La entrada en vigor en julio de 2017 del SII (Suministro Inmediato de Información) cambió la forma  en la que las empresas declaran el IVA. Esto supuso una evolución verdadera con respecto al uso del modelo electrónico.

FACTURA ELECTRÓNICA Y PYMES: LAS QUE MÁS EMITEN

Un 41,38% de la totalidad de las facturas emitidas se atribuye a la pequeña y mediana empresa. Tenemos al sector Servicios a la cabeza en cuanto a la utilización de la e-factura. Este sector alcanzó un 52,19% en emisión, así como a un 63,15% de recepción. Las grandes empresas quedan ampliamente superadas en cuanto a emisión de factura electrónica por las PYMES (un 41,38% contra un 28,91% respectivamente).

 FACTURA ELECTRÓNICA Y AHORRO

El uso de la e-factura ha contribuido notablemente al medio ambiente disminuyendo el uso de papel. Es importante destacar el ahorro económico en tramitación de facturas. Estas ascienden a un total de 440,2 millones de euros en cuanto a emisión y 775,5 millones de euros en cuanto a recepción. Otro dato importante de ahorro a tener en cuenta es el tiempo. Gracias a la e-factura, se ha economizado el tiempo en gestión de facturas en un total de 570.303 horas en recepción y 92.127 horas en emisión.

FACTURA ELECTRÓNICA EN LA UE

Según SERES, desde el año 2009 el uso de la factura electrónica en la UE ha aumentado sin cesar. “Este aumento del uso con respecto a la factura electrónica en la UE ha hecho que se pueda establecer un mismo tipo de formato de e-factura que contribuya a mejorar las relaciones comerciales entre los países miembros”, comenta SERES en un comunicado.

A partir del 18 de abril de 2019, la factura electrónica será obligatoria para todos los países miembros de la Unión Europea. Mas información sobre la e-factura aquí o contacte con nosotros.