Según los datos recabados en el estudio SERES de Implantación de la factura electrónica en España, la utilización de la e-factura aumentó un 32% en el año 2017. Con este aumento, la cantidad de facturas electrónicas llegó a 156,65 millones el año anterior.  De la totalidad de estos documentos, las operaciones entre empresas y particulares creció algo más de un 11%. Por otro lado, las operaciones entre empresas crecieron más de un 25%.