Es cierto que la publicidad es extremadamente necesaria para anunciar empresas y dar a conocer la marca en pos de poder atraer más clientes a un negocio. Hoy en día, además de la publicidad tradicional existe también la publicidad digital, como la que podemos utilizar mediante la archiconocida plataforma Google Adwords o a través de las redes sociales como la plataforma Facebooks Ads, entre otras. ¿Se puede deducir estos gastos publicitarios de algún modo? Se puede, pero cumpliendo una serie de reglas o requisitos:
  • La primera regla es que para que cualquier gasto publicitario sea deducible es que esa publicidad este estrictamente dirigida a promocionar la actividad del autónomo en pos de mejorar su rendimiento o atraer clientes potenciales.
  • El segundo requisito es que esa publicidad ha de ser justificada antes el Fisco mediante la factura correspondiente o con documentos de similar índole (facturas ordinarias, simplificadas, recibos de operación etc.).
  • La tercera regla es que todos esos gastos deben ser correctamente contabilizados. Los autónomos deberán de disponer de un libro de gastos e inversiones donde registrarán todos esos gastos.
En el caso de gastos deducibles de promoción de ventas, como pueden ser del tipo reclamo publicitario o similares (bolígrafos, camisetas, llaveros, encendedores, calendarios, etc., para promocionar su marca, por ejemplo), la forma en que se deducen difiere bastante de la de los gastos publicitarios:
  • Estos gastos solo pueden ser un máximo del 1% de facturación del negocio.
  • Solo los productos que porten visible y claramente el logo y el nombre del negocio podrán ser deducibles.
  • El producto promocional no podrá superar los 200 euros de coste, ya que estos productos han de considerarse de escaso valor.
Contacte con Azahar Asesores para cualquier duda profesional que le surja. Somos expertos en el asesoramiento de autónomos, pymes y particulares con una experiencia de casi 20 años. Estaremos a su entera disposición.